La ruta mexicana para evaluar el progreso
La ruta mexicana para evaluar el progreso

     "En México el foco de la evaluación se centraba en buscar resultados", indicó al inicio de su intervención Gonzalo Hernández Licona, secretario ejecutivo de CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), un organismo público descentralizado de la Administración Pública Federal, con autonomía y capacidad técnica para generar información objetiva sobre la situación de la política social y la medición de la pobreza en México, que permita mejorar la toma de decisiones en la materia.

     La primera sesión plenaria de la 'Conferencia Global de Evaluación 2017', presidida por Roberto García, secretario ejecutivo de REDLACME (Red Latinoamericana y Caribe de Evaluación y Monitoreo), recorrió el camino seguido por México hasta convertirse en una de las referencias emergentes en el mundo de la Evaluación Social. Un proceso resumido con precisión por Hernández Licona. 

     "Al principio la evaluación solo atendía a unos pocos programas presupuestarios. Poco a poco fuimos sumando las evaluaciones a algunos procesos. Nos dimos cuenta de que no solo era necesario medir el impacto de los proyectos, sino que también era importante saber porqué. Y así fuimos descubriendo que esto era también insuficiente. Por lo que pusimos todo el énfasis en las recomendaciones para instaurar un plan de mejora continua", precisó Hernández.

     Este crecimiento en fondo y forma de la evaluación en México alcanzó a las políticas públicas. "Pasamos de los programas presupuestarios aislados a intervenir en las estrategias. E iniciamos la Medición de Pobreza Multidimensional", concluyó Hernández Licona. Una intervención que gozó de un amplio eco internacional. 

     La plenaria dejó una conclusión a los asistentes: el reto no es solo para los organismos e instituciones que se dedican a la evaluación. Es también para todos los países que se comprometieron con su firma a cumplir la 'Agenda 2030' con el aval de las Naciones Unidas. "Pero el desarrollo nos es un programa, es mucho más", aseguró el representante de CONEVAL. Que ve también algunos focos rojos en este acuerdo de ámbito planetario: "Tiene 282 indicadores. Es demasiado amplio. Y eso es un peligro potencial".

Comparte esta noticia
Entradas recientes

ANFITRIONES